Inundaciones

Inundaciones

No se trata de evitar las inundaciones, no es posible y el talento científico que se malgasté ahí es un desperdicio enorme. Se necesitan, sin ellas el ecosistema fluvial termina por desaparecer. Debemos conjugar los conocimientos, la experiencia, la ciencia y la investigación. No pensemos que sabemos predecir una inundación, porque no sabemos, podemos estimar su alcance y haciéndolo bien, que no se hace bien, evitar daños a las personas, económicos y culturales.Hoy en día tenemos herramientas en Hidrología que no tenían Témez, Navier, Manning o Darzy, por ejemplo. Los modelos matemáticos (o numéricos) se alimentan de parámetros que deberían ser objetivos, y no fallan, falla la objetividad de las condiciones de contorno, que no es tal, y se estiman “a bulto” dando lugar a normas sobredimensionadoras, cuando las hay, y a resultados muy chulos, muy visuales, con espectaculares representaciones en 2D y 3D. Muy bonitas pero falsas. Muchas veces se emplea un estudio de inundabilidad para permitir, o no, edificar en un determinado lugar, o ubicar un museo de arte en un edificio junto al río, o autorizar la ubicación de un camping o un campamento de verano. De un estudio mal hecho se pueden derivar pérdidas económicas importantes o, lo que es peor, perdidas de vidas humanas. Hay que investigar más, la vida de la gente puede depender de ello, y es responsabilidad del Ingeniero Hidrólogo, aunque legalmente no se le pueda exigir (salvo en caso de prevaricación), ética y profesionalmente sí debe exigirse, al menos yo así lo hago.
Las inundaciones en España ¿Podemos hacer algo más?