Buenas prácticas para ahorrar energía en tu empresa

Buenas prácticas para ahorrar energía en tu empresa

Las buenas prácticas para ahorrar energía en las empresas son importantes para optimizar la gestión energética y reducir el consumo, al implementar estrategias efectivas de ahorro de energía y crear conciencia entre los miembros del grupo sobre este tema.

En GAIA trabajamos con empresas de muchos sectores y tamaño que quieren mejorar su sostenibilidad y ahorrar de paso energía —y con ello costes—, así que hemos recopilado algunos consejos y buenas prácticas enfocadas a tipos de empresas distintos, de oficinas al sector industrial.

Consejos para el ahorro de energía eléctrica en iluminación

El gasto energético relacionado con iluminación representa hasta un 50% del gasto energético de las empresas. Y algunos de los tips que pueden ayudar a aumentar la eficiencia energética-lumínica en las áreas de trabajo son:

Aprovecha al máximo la luz natural

Un espacio bien diseñado puede aprovechar las ventajas de la luz natural y aportar mayor confort a los espacios de trabajo. Lo ideal es combinar un diseño donde la luz natural sea complementada por luz artificial.

Zonifica la iluminación y crea horarios

La iluminación debe ser distribuida en base a una estrategia de zonificación y horarios para que los interruptores estén en áreas de acuerdo a su funcionamiento, al igual que de las necesidades de los trabajadores.

Incluso sería recomendable localizar una lámpara junto a un puesto de trabajo para mayor comodidad del empleado, al mismo tiempo que se evita usar todas las luces de la oficina para iluminar un único puesto de trabajo. 

Crea conciencia entre los empleados

Implantar la cultura de la eficiencia energética entre los empleados es una de las prácticas más efectivas para ahorrar energía eléctrica en la empresa. Facilita la formación entre los empleados acerca del ahorro energético.

Tips para el ahorro energético en los equipos de oficina

A pesar de que el consumo de energético de los equipos representa un bajo porcentaje del total de gasto energético, es importante prestar atención a conseguir una óptima eficiencia en los equipos de oficina para evitar que el desperdicio de energía incremente los gastos.

Apaga los equipos cuando no sea utilizados

Adoptar el hábito de apagar los equipos que no se estén utilizando como ordenadores, escáneres e impresoras puede significar hasta un 10% de ahorro energético. También puedes desconectar la pantalla de la PC cuando no la estés utilizando, ya que esta es la responsable del mayor consumo.

Comprueba que los equipos sean de bajo consumo energético

En el mercado existen diversos equipos que indican en la etiqueta que consumen menos energía que los tradicionales. Optar por este tipo de equipos como por ejemplo, los ordenadores portátiles ayudará a mejorar el rendimiento de energía.

Activa el modo de ahorro de energía

Por lo general, los dispositivos actuales cuentan con un modo de “ahorro energético” que puede programarse de manera automática, y que ayuda a reducir el consumo.

Utiliza el correo electrónico para recibir información

Evita usar la fotocopiadora para transmitir información. En su lugar comienza a usar el correo electrónico y la intranet empresarial para el envío y la recepción de documentos. Además de que con esta estrategia también estarás reduciendo el desperdicio de papel.

Recomendaciones para el ahorro energético de sistemas eléctricos industriales y motores

Las maquinarias industriales son grandes consumidores de energía y representan entre el 65 % y el 80 % del consumo energético de una empresa. Por eso, hay algunos consejos que pueden ayudar a maximizar el ahorro energético en el sector industrial.

Automatiza los procesos

La automatización de los procesos industriales es una herramienta fundamental para lograr el ahorro energético. Para automatizar los procesos es clave monitorear, analizar e identificar e implementar estrategias de ahorro de energía.

Realiza un mantenimiento periódico

Tanto para las maquinarias, como para los vehículos y todos los sistemas de la empresa es vital realizar periódicamente un mantenimiento para prevenir el desperdicio de energía por desperfectos. 

Establece protocolos para el apagado de los equipos

Para optimizar el funcionamiento energético es necesario desarrollar protocolos para apagar los equipos cuando no se estén utilizando. Asimismo, se pueden señalar los lugares estratégicos de los equipos que deben apagarse.

Carga los equipos de batería durante las horas que otros estén apagados

Aprovecha las horas durante las que otros equipos estén apagados para cargar la batería de aquellos equipos que funcionen bajo este sistema. De esta manera, verás reflejado el ahorro de energía en tu factura eléctrica.

Escoge motores de alta eficiencia y con una potencia correcta

Un motor de alta eficiencia y con una correcta potencia supone un importante ahorro energético, ya que, a diferencia de los tradicionales, está diseñados para trabajar con un mejor factor de eficiencia.

Evita operar hornos a una temperatura excesiva

En el caso de los hornos industriales, la temperatura debe ser la correcta para evitar pérdidas de energía. También debes evitar abrir las puertas del horno mientras es utilizado y tener cuidado con el enfriamiento intermitente al usar dos hornos.

 Estas son algunas de las prácticas que puedes empezar a implementar a través de estrategias que te ayudarán a reducir el alto consumo energético que afecta a muchas empresas.

Leave a Reply

Your email address will not be published.