Qué certificados ISO son importantes para el medioambiente y cómo conseguirlos

Qué certificados ISO son importantes para el medioambiente y cómo conseguirlos

La Organización Internacional de Normalización (ISO) es una entidad que crea estándares internacionales aplicables a cualquier organización con el fin de mejorar progresivamente los procesos de la misma. 

Existen muchas certificaciones ISO, siendo una de las más conocidas la ISO 9001: Sistemas de gestión de calidad. Sin embargo, aquellas que ayudan a las empresas y organizaciones a mejorar su desempeño ambiental están ganando importancia, y son en concreto las que hemos recopilado en este artículo.

Un poco de contexto: qué son las Normas ISO y cuáles son las ventajas de certificarse

Antes de hablarte de las principales certificaciones ISO relacionadas con el medio ambiente y la responsabilidad social empresarial, queremos que conozcas cómo funcionan estos estándares. 

Podemos decir que se tratan de guías que proporcionan información y herramientas específicas de gestión en el ámbito correspondiente, con el objetivo de optimizar los diferentes procesos, minimizar consumos y costes, asegurar el cumplimiento de la legislación, reforzar la seguridad y salud en el trabajo, la ciberseguridad, etc.

Son estándares aplicables en cualquier organización, reconocidos a nivel internacional y de carácter voluntario. Por lo tanto, la empresa que se certifica demuestra su buen desempeño en un lenguaje internacional acreditado. Esto se traduce en una mayor confianza en la calidad de sus productos y procesos de cara a consumidores, clientes, proveedores, accionistas, inversores y entidades públicas. 

Además, contar con alguna de estas certificaciones supone una ventaja competitiva en el mercado y la implicación de todo el personal -incluyendo gerencia y trabajadores de los diferentes departamentos- en la mejora continua de la organización en un determinado ámbito. 

Las certificaciones ISO tienen una validez de tres años. Una vez transcurrido ese período la organización debe someterse a una auditoría externa para renovar el sello. La mayoría de ellas, como la ISO 14001 (gestión ambiental) o la ISO 27000 (seguridad de la información), tienen un enfoque preventivo y de protección frente a amenazas internas y externas. 

Norma ISO 14001: Sistema de Gestión Ambiental 

La Norma ISO 14001 ayuda a implantar un Sistema de Gestión Ambiental (SGA) en la organización mediante un conjunto de herramientas que identifican los riesgos ambientales asociados a la actividad y establecen directrices para su control y minimización. 

Este estándar exige a la empresa crear una planificación que recoja los objetivos y metas ambientales, políticas y procedimientos para asegurar su cumplimiento, un organigrama con las funciones definidas, acciones para capacitar al personal en relación al sistema de gestión y la documentación necesaria para acreditar el control ambiental de cara a la certificación.

La última versión de esta norma se realizó en 2015 y es una de las más conocidas y utilizadas. De hecho, hace un tiempo escribimos un artículo hablando en exclusiva de ella, donde te contamos las ventajas de adoptarla y los requisitos necesarios para conseguirla. Accede a la información en Normas ISO y medio ambiente: todo lo que debes saber.

Norma ISO 50001: Sistema de Gestión Energética 

Un sistema de gestión energética ayuda a controlar el uso y consumo de energía, permitiendo implantar nuevas tecnologías e identificando aquellos puntos donde es posible reducir el consumo de recursos. De esta forma, ayuda a mejorar la eficiencia energética de la organización, el ahorro económico derivado de ello y a proteger el medio ambiente. 

En términos prácticos, la norma ISO 50001 ayuda a las organizaciones a implantar sistemas y procesos que controlan el consumo energético y buscan oportunidades de reducirlo. 

Al igual que la ISO 14001 este sistema de gestión define los objetivos y un plan de acción que refuerza el compromiso de las organizaciones en mejorar continuamente su rendimiento energético. 

Para certificarse en este estándar se deben cumplir los siguientes requisitos: 

  • Cumplir con la legislación vigente en el ámbito energético. 
  • La Dirección debe mostrarse implicada y servir de ejemplo al resto de trabajadores y trabajadoras.
  • Determinar el alcance, riesgos y oportunidades.  
  • Implantar un sistema de procesos y procedimientos que ayuden a controlar el consumo energético y mejorar su eficiencia energética. 
  • Documentar los requisitos exigidos por la Norma.

La última versión ISO 50001 se realizó en 2018 y desde entonces muchas organizaciones han decidido adoptarla para reforzar su compromiso con el desarrollo sostenible, anticiparse a normativas más restrictivas y ver el ahorro tangible que significa utilizar menos recursos sin comprometer la actividad de la organización. 

Norma ISO 26000: Sistema de Gestión en Responsabilidad Social Corporativa

El concepto de sostenibilidad o triple balance se fundamenta en 3 pilares que deben estar en equilibrio: económico, social y ambiental. 

Por lo tanto, una organización que opera de forma responsable asegura el cumplimiento de los derechos humanos de sus trabajadores y trabajadoras, contribuye al desarrollo sostenible, minimiza su impacto ambiental y mejora las relaciones con las diferentes partes interesadas (clientes, proveedores, administración pública…).

Teniendo en cuenta esto, el estándar ISO 26000 ayuda a las empresas a implantar una metodología eficaz en relación al comportamiento ético y la transparencia en sus acciones.

¡Ojo!: el propósito de este estándar es el de servir como guía para las organizaciones que buscan mejorar su compromiso socioambiental pero NO es certificable con una acreditación, como el resto de Normas. Sin embargo, sí puede integrarse en un certificado ISO 9001, ISO 14001 e ISO 27000. 

En GAIAMBIENTE Consultoría Ambiental facilitamos la implantación de estas normas en las organizaciones a partir de trabajos de consultoría sobre normas ISO para que puedan obtener la certificación que necesiten. También ofrecemos formación personalizada en normas ISO para que las organizaciones sepan cómo implementar de forma efectiva y mantener los sistemas de gestión.

Y además, si ya cuentas con algún sistema de gestión implantado nos encargamos de su mantenimiento y aplicamos potenciales mejoras.